MENSAJE DEL PÁRROCO PARA EL TIEMPO DE ADVIENTO

“Tuve hambre y me disteis de comer” 

Queridos hermanos: 

En estas próximas semanas vamos a preparar nuestras vidas para recibir, como hace más de 2000 años, al Mesías a nuestro Señor. 

En este tiempo de Adviento, Jesús vendrá como vino a Belén de Judá en la noche santa de la primera Navidad. Es un tiempo especial para arrancar todas aquellas cosas que nos impiden acoger al Niño Dios, que quiere nacer en nuestros corazones. Por eso te invito a prepararte rezando más en estos días, participando de la Eucaristía, meditando la Palabra de Dios. Reflexionado sobre tu vida para acércate con arrepentimiento al sacramento del perdón. Y no olvides hacerlo de la mano de Nuestra Madre: María de Nazaret, Señora del Adviento.

Esta Navidad, queridos hermanos, será especialmente dura por la pandemia que estamos padeciendo en toda la humanidad y en la que millones de personas han fallecido, otras siguen hospitalizadas o en sus casas curándose. Tenemos miedo a ser contagiados, el cansancio de tantos meses de sufrimiento, el no ver un horizonte claro que solucione este problema, la difícil situación económica y social no nos invitan a una alegre Navidad sino justamente a todo lo contrario a desear que estos días pasen porque tenemos roto el corazón por lo que está ocurriendo. 

Pero recuerda las palabras del profeta Isaías en la primera lectura de la noche de la Navidad “el pueblo que estaba en tinieblas y en sombras de muerte ha visto la luz”. Esa luz es Jess que viene a iluminar todas esas oscuridades que tenemos en nuestros corazones, familias, sociedad, parroquia. Acoge esa luz en tu vida y verás como todo es distinto, como Él te dará esperanza y consuelo, se abrirán puertas y ventanas para encontrar soluciones. Jesús nunca nos abandona. 

Y Él también te pide tu colaboración, somos sus manos para ayudar a tantos hermanos que necesitan de esa luz de esperanza. Acércate al enfermo y al anciano, al parado, a los minusválido, a los que son rechazados y marginado... a todas las personas que te necesitan y allí tu verás la luz que trae el Niño Dios e iluminarás a esas personas en su oscuridad. Hoy el mundo necesita de hombres y mujeres que den luz y calor. 

Nuestra querida parroquia en esta Navidad del Covid quiere estar muy unida para recibir con un espíritu renovado a Nuestro Señor, siendo más luz, más esperanza y alegría para todos, de un modo especial para los que más sufren. 

Para ello te pido dos cosas, la primera tu oración para que el Señor nos ayude en esta difícil situación y la segunda tu ayuda en la campaña de recogida de alimentos en esta Navidad del Covid 19 con el lema  “Adviento solidario del kilo - litro” pretendemos recaudar el máximo de alimentos para las familias necesitadas que atendemos. Puedes llevar tus alimentos a la parroquia hacer o hacer tu ingreso en la cuenta bancaria: ES63 2038 3120 0860 0006 3292 

Muchos hermanos esperan nuestra ayuda en estos duros momentos. Sé que vuestra generosidad se repetirá una vez mas, el Señor os lo pague. 

Aprovecho para desearos una FELIZ NAVIDAD y un VENTUROSO 2021 lleno de salud, prosperidad, paz y mucho amor. Unidos en la oración. 

Un fraternal abrazo. 
Fernando Gutiérrez Reche. 

Párroco